Gereon Janzing, geobotánico y etnobotánico
Gereon Janzing, geobotánico y etnobotánico

Energía

La energía es un fenómeno físico que puede cambiar de forma pero nunca cambia de cantidad. Es decir, la energía no surge de la nada ni tampoco desaparece en la nada.

(Observación: la palabra "energia" se utiliza en acepciones fuera de la acepción física, eso no se trata aquí.)

Todos los seres vivos dependen de energía. La fuente más importante es la energía electromagnética (la luz) que llega del Sol donde se suelta en el proceso de fusión nuclear sobre todo de cuatro átomos de hidrógeno a uno de helio. Muchas plantas y bacterias (los organismos fotoautótrofos) transforman la energia electromagnética en energía química a través de la fotosíntesis. La energía se almacena en forma de carbohidratos y otros compuestos orgánicos. Los animales, hongos y algunos organismos más (los organismos heterótrofos) tienen que tomar la energía en forma de compuestos orgánicos, consumiendo productos de plantas u otros organismos ya que no pueden convertir la energía electromagnética en química. (Sí que la pueden usar para calentar sus cuerpos.)

Todo lo que hacemos con energía muscular, al fin y al cabo lo hacemos con energía solar tomada con la alimentación (cuando me muevo en bici, me muevo con energía solar).

También hay, bien localizadas en las profundidades de los océanos, unas bacterias que utilizan compuestos químicos que salen de vulcanos submarinos, para construir otros compuestos como los carbohidratos. Ésos son la base de la única cadena alimentaria conocida independiente del Sol.

La energía que utilizamos técnicamente también se basa en primer lugar en el Sol. Cuando usamos carbón o petróleo como fuentes de energía, estamos usando energía solar fosilizada. Un gran problema de esas fuentes de energía es que sueltan carbono y enriquecen la biosfera con este elemento, en la atmósfera en primer lugar como dióxido carbónico. (Creer que la electricidad es más limpia que la energia fósil, como alguna gente cree con el coche eléctrico, es muy inocente porque la energía eléctrica necesita una fuente y así es, en el mejor de los casos, tan limpia como su fuente.)

En el otro lado son cada vez más efectivos los dispositivos que transforman la energía electromagnética del Sol en energía eléctrica, más fácil es la transformación en energía térmica (calor). (Obeservación: como la energía no surge, no se genera, tampoco es correcto hablar de energías regenerativas o renovables, lo que es regenerativo o renovable, son las fuentes de energía.)

Alguna gente habla de una energía que está por todas partes. Bien, tal energía se puede definir pero eso es algo puramente teórico que no tiene ninguna relevancia práctica: una energía que está por todas partes no se puede utilizar porque para el uso es necesario un desnivel de energía.

Tampoco la observación que la materia es energía (E = mc²) es de ningún uso práctico para el abastecimiento de energía porque (por lo menos en el estado actual de la técnica) no hay posibilidad de soltar esta energía bajo control, ya resulta lo suficiente difícil mantener el control al soltar la energía nuclear.

Mucha gente que no sabe de física, quiere generar energía, por ejemplo con un motor de hidrógeno. ¿De dónde sale el hidrógeno? Del hidrólisis. Y quien sepa pensar en sistemas (cada cibernético y probablemente cada ecólogo) entiende que no sale más energía de la que se pone dentro. Ese aumento milagroso de energía (además una disminuición de entropía) en el que cree alguna gente sin formación, contradice a las leyes fundamentales de la física.

Algunos consumistas que no quieren ahorrar energía postulan una "energía libre" que debido a una conspiración mundial no se utiliza. Este término "energía libre" existe en la física para la energía de Helmholtz (un asunto demasiado lejos de nuestro tema). Pero ni los físicos ni los ecólogos nunca postulan esa "energía libre" de los conspiranoicos. Ésa es una energía imaginaria que surge sin fuente (por ejemplo de un sistema de imanes que constantemente suelta energía sin que se añada al sistema). Esa idea es igual de infantil como creer que un conejo puede salir de la nada porque lo hemos visto de un ilusionista. Se entiende que hay gente que no quiere ahorrar energía y así inventa cualquier disparate para justificar que no es necesario ahorrarla. La práctica es diferente de tales sueños infantiles como lo saben todos los que entienden de física o de ecología. Los humanos estamos sometidos a las leyes de la naturaleza. Por el otro lado, alguna gente tiene otra explicación para la "energía libre", que es energía que viene de una fuente hasta ahora no explotada, algo teóricamente posible aunque el nombre "energía libre" tal vez no sea tan adecuado. Como quiera que sea, hablar de una fuente de energía que no se utiliza, no resuelve ningún problema, sobre todo si sirve de excusa para no ahorrar energía.

Algunas otras fuentes de energía se usan, como el calor de la Tierra (en gran estilo en Islandia, para fines demostrativos en Lanzarote) y las mareas (energía que viene de la rotación de la Tierra en relación con la Luna y el Sol y que está acompañada por un frenamiento lento de esta rotación).

Catalán, portugués: energia