Gereon Janzing, geobotánico y etnobotánico
Gereon Janzing, geobotánico y etnobotánico

Sal

Hay opiniones diferentes sobre los benificios y daños de la sal. Lo que queda más allà de dudas, es que la sal marina con multitud de minerales y oligoelementos diferentes es más saludable que la sal de cocina (cloruro sódico aislado, NaCl) que consiste tan solo de sodio y cloro, quizás está adulterada con algún aditivo como yodo o un antiaglomerante.

Si vivimos cerca del mar, en pequeña cantidad podemos recoger sal de las rocas que queda allí en temporadas secas.

Por ejemplo, en Ibiza y Formentera la explotación de la sal marina empezó ya en los tiempos de los fenicios. Hasta hoy en día hay las Salinas de Ibiza y Formentera que se han convertido en un biotopo valioso.

Al cocinar también podemos añadir agua marina al agua dulce, siempre cogida de un lugar donde no haya gente que se bañe con la piel tratada con crema solar u otras sustancias químicas. Incluso después de usar un dentífrico podemos enjuagar la boca con agua marina.