Plantes i humans
Plantes i humans

Paralelas entre catalán y castellano

Paralelas en el vocabulario y las formas del catalán y del castellano no son de extrañar como los idiomas tienen el mismo origen del latín i también han estado en contacto durante siglos. Sin embargo muchas palabras catalanas muestran más relación con las francesas y occitanas que no con las castellanas.

En casos de bilingüidad se observa a menudo un fenómeno que en la lingüística se llama interferencia: La persona usa rasgos de una lengua en la otra. Así los catalanes a menudo pronuncian la palabra castellana ciudad como ciudat, y suelen decir en castellano como en catalán la calor. También ocurre que un catalán dice en castellano "tengo dos caballos, uno de negro y una de blanco" en vez de "una negro y uno blanco". En la otra dirección hay muchos rasgos que se usan a menudo en catalán. Ocurre que alguien omite las palabras hi y en (ne) que no tienen correspondencia en castellano (pero sí, en francés: yen, y en italiano: cine). Así se puede escuchar: "Acabo de comprar un altre barret, ara tinc tres" en vez de "ara en tinc tres". Como la gran mayoría de los catalanoparlantes también hablan castellano, muchos rasgos castellanos (que a veces se llaman barbarismos) se van desprendiendo en catalán y poco a poco cambian la fisonomía del catalán hacia el castellano, en el proceso que las interferencias se van normalizando. (Las influencias de una lengua a otra las he descrito en varias publicaciones para el romanche i el alemán.)

Hay casos que en el catalán de España se usa una palabra que parece la castellana mientras que en rossellonés (el dialecto catalán en Francia) hay una que parece la francés. Así en castellano sentido, en catalán de España sentit, en rossillonés sens, en francés sens. También: fábricafàbricausinausine. La palabra fàbrica no nos demuestra influencia entre catalán y castellano como es la forma latina. La palabra sentit en cambio es un desarrollo más nuevo que se debe a contactos porque no viene directamente del latín (sensus).

Eso vale también para el acento: músicamúsicamusica (accentuado en la i), musique. L'acentuación música es el original del latín. La pérdida del acento esdrújulo se ha manifestado en un área limitada: en francés, francoprovenzal, occitano, rosillonés y aragonés.

También para el género puede valer: la sangrela sangel sangle sang. En este caso el masculino es el original (latín sanguis). Muy extraño es el caso de pols: En el catalán de España se dice la pols, al contrario al castellano el polvo; pero en rossillonés se dice el pols al contrario al francés la poudre y la poussière. En latín pulvis podía ser masculino o femenino.

Muchas palabras p. ej. en la técnica corresponden en catalán y castellano: arandella –arandelaabraçadera –abrazaderaimperdible (la misma palabra en gallego, pero en portugués alfinete de segurança, en francés épingle de sûreté).

También hay palabras de origen claramente catalán en castellano: paella (significado original: "sartén", francês: poêle), buque (cat. buc), alioli (cat. allioli), palmera (originalmente en castellano sólo palma), picaporte (cat. picaporta), capicua (cat. cap-i-cua, literalmente "cabeza y cola", y, ¡un diccionario castellano usado mucho afirma que no está claro de donde viene esta palabra!), en Cuba devantal en vez de delantal (cat. davantal). Expresiones coloquiales como detrás tuyo y encima mía en vez de las consideradas correctas detrás de ti y encima de mí a veces se atribuyen a una influencia catalana, pero no son sólo catalanes los que lo dicen.

Algunas palabras comunes se deben a un substrato, antecedente del euskera, como esquerre –izquierdo.

Algunos sustantivos que en latín eran neutros y que en la gran mayoría de las lenguas romances son masculinos, en catalán y castellano han pasado al género femenino: la llet –la lechela salla mel –la miel; en gallego y portugués: o leiteo salo mel; en francés: le laitle selle miel; pero en friulano independentemente: la mîl.

Incluso en partes más intrínsecas de la lengua como la estructura de la frase hay muchas paralelas del catalán con el castellano, pero hay casos donde el rossillonés comparte la estructura del francés:

No sé decírtelo.

No sé dir-t'ho.

Sé pas t'ho dir.

Je ne sais pas te le dire.

Muchas locuciones se construyen de la misma manera en catalán y en castellano. Debido al gran número de gente bilingüe eso no extraña. Por ejemplo la palabra catalana portar tiene correspondencias de etimología y de significado en francés porter, romanche purtar e italiano portare, mentras que en castellano se dice llevar, pero la palabra catalana tiene varias locuciones en común con la castellana. Algunos ejemplos:

Llevo cuatro años aquí. –Porto cuatre anys aquí.

Nos llevamos muy bien. –Ens portem molt bé.

Es verdad. –És veritat.

En este último caso en alguerés se ha mantenido la vieja plabra: És ver. En italiano se dice: È vero.

La expresión más o menos existe literalmente en muchas lenguas (catalán més o menys, ibicenco més o menos, francés plus ou moinsromanche pli ni meins, también en italiano, inglés, alemán, ruso...), pero no se utiliza con tanta frecuencia como en catalán y castellano. Por ejemplo con el significado de "aproximadamente" es un uso típico del castellano que comparte el catalán de España pero no el rosillonés: francés à peu près, de allí rosillonés apupré.

Hay expresiones, sin embargo, que coinciden en catalán y francés y no en castellano: de bon matí –de bon matin –de madrugada, és a dir –c'est-à-dire –es decirfer mal –faire mal –doler.

También las fórmulas de saludar son paralelas. Especialmente vale mencionar: Buenas tardes. Bona tarde. Buenas noches. –Bona nit. En otros idiomas hay dos expresiones para "Buenas noches": una para saludar al encuentro (francés Bonsoir), la otra para despedirse (francés Bonne nuit). Una curiosidad: En turco Iyi akşamlar también se usa en los dos sentidos, y también es, como en castellano, plural.

Casi igual es el uso del subjuntivo en los dos idiomas. Mientras que en francés, romanche e italiano en deseos a otra persona se utiliza el imperativo como si fuera una orden o una invitación y se dice por ejemplo literalmente "duerme bien", en catalán y castellano se podría decir que dormis bé –que duermas bien. Aunque en este caso so prefiere que descansis –que descanses, que así se distingue de la invitación a alguien trebajando descansa.

Algunos catalanes consideran los castellanismos en su lengua una amenaza para el idioma. En un lado es un hecho que cada lengua está en desarrollo permanente e integra elementos de otras lenguas, aunque hay diferencias en el grado. En el otro lado seguramente es un derecho de las minorías etnolingüísticas proteger su lengua y cultura contra la desaparición de rasgos típicos. A veces castellanoparlantes entienden mal los esfuerzos por el catalán como si fuera un ataque contra el castellano, y así surgen enemistades innecesarias.

De todos modos, las paralelas entre catalán y castellano ayudan a aprender catalán a los que ya saben castellano.