Plantes i humans
Plantes i humans

Polinización

Con la polinización, los no ecólogos suelen pensar en abejas domésticas. En verdad, ésas no son tan importantes como se piensa. Las plantas silvestres no necesitan abejas domésticas para la polinización.

Muchas plantas deben ser polinizadas para poder desarrollar semillas. Cada especie de planta tiene su manera específica de ser polinizada. Algunas son polinizadas por el viento, lo que se llama anemofilia. Otras son polinizadas por animales, eso se llama zoofilia. Segun los animales polinizadores se puede distinguir más: Entomofilia es polinización por insectos (abejas silvestres, moscas, escarabajos ...), ornitofilia por pájaros (en el Mediterráneo según se sabe hoy sólo el altramuz del diablo), quiropterofilia por murciélagos.

Algunas plantas se polinizan a sí mismas (ejemplos: trigo, avena, cebada; pero centeno no). A veces plantas cultivadas tienen que ser polinizadas de mano porque sus polinizadores originales no viven en el área.

Polinización en el caso de zoofilia es ventajosa tanto para la planta como para el animal. Por lo general el animal recibe comida de la planta, a menudo néctar, a veces (como con las amapolas) sólo parte del polen (que necesitan las abejas para dar de comer a sus larvas). Muchas abejas silvestres están especializadas estrictamente a una o pocas especies de plantas.

Anemofilia se encuentra sobre todo entre gramíneas y árboles que se encuentran en gran número en su hábitat. Plantas zoófilas por lo general tienen flores coloridas para que los animales las encuentren fácilmente. Se puede decir que las flores son los órganos para el intercambio con los animales.

Catalán: pol·linització

Portugués: polinização